La sonrisa de hermano lobo

 

Se cuenta en el principio de los tiempos que una noche un muchacho buscando leña en el bosque se topó con un lobo herido que aullaba dolorido y pedia ayuda con ojos suplicantes. El primer pensamiento del muchacho fue el de huir, pero finalmente los ojos del lobo le enternecieron y no sin estar muerto de miedo llevo al lobo a su cabaña para cuidarle. El lobo bajo los cuidados del niño se recuperó por completo y una vez sano, su cuidador lo soltó en el bosque y este, agradecido decidio cazar una presa aquella noche para que el muchacho pudiera comer. El lobo merodeo una madriguera y se acerco al pueblo llevando en sus dientes dos conejos que colocó a los pies del muchacho, que estaba complacido y sorprendido ante su gesto, pero inmediatamente voló una piedra sobre el lobo, y otra y otra y los gritos de terror de los aldeanos hicieron huir al lobo a lo profundo del bosque.

Hermano lobo estaba triste y aullo pidiendo consuelo a la hermana Luna:

– Oh! Hermana Blanca! ¿Que puedo hacer para que el hombre no me tema y sepa que tambien soy su hermano?

– La luna lo miro serena y tras un rato le contesto:

– Hermano lobo, no solo debes aullar para compartir el dolor de los hombres,debes aprender a sonreir porque asi los hombres sabran que compartes su alegria con ellos, y solo asi te aceptaran entre los suyos.

Y desde ese dia el lobo nunca se olvidó de sonreir cada vez que un hombre esta cerca, para recordarle sus lazos de hermandad.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: