Mohamed (Cuento Saharaui)

 

“Era una noche extraña…no se veia estrella alguna en el cielo. Al parecer alguien las habia metido en un cajón, y se habia dedicado toda la noche a observarlas con entretenimiento, auque esa es otra historia y debe ser contada en otro momento.

La luna, sola y triste no puedo evitar derramar alguna lagrima. Primero fue una muy timida, seguida de otras dos , y asi poco a poco comenzó un llanto desconsolado que no podía detenerse. Las lagrimas recorrian sus mejillas escondiendose en cada uno de sus crateres , pero estos que ya empezaban a rebosar, no eran suficientes y algunas cayeron a la tierra.

Una de ellas, la cual tenia un brillo especial, pues la Luna estaba llena, fue a caer en medio del desierto. Pero no cayó en la arena. Tuvo la suerte de parar en medio de un oasis , justo encima del fruto de un nogal. La noche pasó muy lenta , ya que todos sabemos que un cielo sin estrellas es el responsable de que el tiempo sea lento y triste.

A la mañana siguiente aquella nuez habia alcanzado un tamaño espectacular y las debiles ramas del nogal no fueron capaces de soportar el peso de su fruto por lo que este cayó del arbol estrellandose contra el suelo. La nuez a causa del impacto se abrio en dos mitades dejando ver su fruto. Pero dentro habia algo diferente, pues tenía brazos y piernas .

De aquella nuez nacio un niño, al que todos ahora llaman Mohamed. Su piel era oscura por fuera y por dentro era tierno y suave, como lo son las nueces.

Mohamed estaba solo en medio del oasis , en medio del desierto , y comenzó a andar por la arena bajo un sol abrasador. Su cuerpo desnudo empezó a quemarse y no tardó mucho tiempo en perderse en el mar de dunas, el oceano de arena. No sabia muy bien que buscaba , pero en su interior algo le obligaba a seguir adelante, a seguir buscando.  Siguio caminando todo el dia sin descanso hasta que exhausto por el calor y la gran caminata se desmayó sobre la arena.

Con la noche llegó el frio del desierto y el niño empezó a tiritar…

Pero alguien le observaba desde el cielo. Su madre, la Luna, no pudo aguantar ver a su pequeño morirse de frio, tan solo en medio de aquel desierto. Y asi lo convirtío en una estrella y lo acurrucó entre sus brazos, a su hijo querido para darle calor y cariño.  Allí se acurrucó en forma de estrella, Mohamed, entre los brazos de la Luna.

Y es por eso que en la bandera del pueblo Saharaui podemos ver la Luna con una estrella entre sus brazos, que nos recuerda el origen del primero de sus hijos, los descendientes del desierto y de la Luna..”

 

 

Una vez oi preguntar : ¿Por que tiene esa bandera esos colores?

La chica nos contestó:

El Rojo es por la sangre que se ha derramado y se derramará

El Negro es por el Luto de los que murieron sin ver a nuestro pueblo libre

El Verde es la Esperanza que nunca perderémos de que cambien las cosas.

Y cuando volvamos a casa cambiaremos el orden de la bandera, y el verde sera el color de arriba, por la esperanza que siempre nos acompañó.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: