Los cuatro monjes

Cuatro monjes decidieron aislarse para hacer un retiro de  meditación y silencio con la única compañía de un muchacho que les ayudaba en las tareas domesticas para que ellos no tuvieran que dejar el retiro.

Llego la primera noche y, pasadas unas horas , las lámparas de aceite empezaron a consumirse.

Uno de los monjes dijo:

-Muchacho, vigila que no se apaguen las lamparillas.

Al oir esto otro de los monjes se apresuró a llamarle la atención:

– No debes hablar, recuerda que estamos bajo voto de silencio!

El tercer monje, indignado, exclamó:

– Esto es el colmo , parece mentira que no podáis  estar callados unas horas estando ademas en meditación y voto de silencio!

Finalmente el cuarto monje los miró con desprecio y farfulló a media voz:

– Qué  pena! De cuatro monjes que somos, soy el único que permanece en silencio y cumple el voto que nos hemos impuesto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: