Leyenda de la Mujer de Nieve

” Hoi era  una pequeña aldea de no mas de once casas muy pobres y modestas. Y en esta pequeña aldea vivia Kyuzaemon.

Nuestro protagonista era un hombre doblemente desgraciado, no solo cargaba sobre sus espaldas el infortunio de la pobreza sino que ademas cargaba en la memoria el recuerdo de su hijo y su esposa que habian fallecido al mismo tiempo recientemente, por lo que no frecuentaba mas compañía que su propia soledad.

Se cuenta que al atardecer del 19 de enero del tercer año de Tenpo (1833)  el pueblo de Hoi se vio envuelto en una de las mas violentas tormentas de nieve que habia sufrido en su historia y todos sus habitantes, incluidos Kyuzaemon corrieron a cobijarse en sus casas, cerrando ventanas y contraventanas y arrimándose cómodamente al fuego del hogar.

Kyuzaemon se habia quedado dormido junto al fuego esperando que la tormenta pasase y poco antes de la media noche empezo a escuchar unos arañazos en su puerta que le despertaron, y le hicieron levantarse de la cama. Cuando Kyuzaemon se acerco a la puerta a investigar los arañazos se dio cuenta que estos iban acompañados de la dulce voz de una mujer. Pensando que podria tratarse de la hija de alguno de sus vecinos perdida en la tormenta su primer impulso fue el de abrir la puerta pero de pronto se sintio miedo  y pregunto a la mujer con voz atribulada:

– ¿Quien eres? ¿Que quieres de mi?

– Abreme la puerta! Abreme a puerta!- suplicaba una y otra vez la voz de la mujer.

– No, hasta que no sepa quien eres y porque estas fuera en una noche como esta.

– Por favor, dejame entrar . ¿Como podria seguir fuera en una noche como esta? No busco comida, solo refugio durante la tormenta!.

– Lo siento, pero no tengo futones ni sitio para que duermas, no es posible que te quedes en mi casa.

– No necesito futon ni sitio para dormir, por favor, solo necesito refugio..- suplico la voz

– No voy a dejarte entrar de ninguna manera! Es demasiado tarde y va contra las costumbres y la ley.- Le grito Kyuzaemon.

Dicho esto el hombre aseguro la puerta con una barra de madera y se volvio a su cama sin haberse atrevido siquiera a mirar por una rendija quien era aquella mujer que estaba sola en la tormenta de nieve aquella noche. Sin embargo cuando iba a meterse de nuevo en su cama sintio un escalofrio al comprobar que junto a esta le esperaba una hermosa joven vestida con un kimono blanco, largos cabellos oscuros y belleza sobrenatural.  Kyuzaemon sorprendio y asustado le grito a la joven:

– ¿Quien eres tu y como has entrado aqui? ¿Donde has dejado tus geta?

-Puedo entrar por donde quiera e ir donde se me antoje.- contestó ella. Soy la mujer a la que no has querido dar refugio. No necesito getas pues me muevo con los remolinos de la nieve y puedo incluso volar si es mi deseo.  Iba de camino hacia una aldea cercana pero el viento se ha vuelto en mi contra y es por eso que te pedí refugio. Si me lo permites descansaré aqui hasta que le viento amaine , en cualquier caso no estaré aqui por la mañana.

– No me importaria dejarte descansar en mi casa si fueras una mujer normal, seria incluso motivo de alegria, pero al igual que mis antepasados tengo temor de vosotros los espiritus.- dijo temeroso Kyuzaemon.

– No tienes que temerme, ¿tienes por ventura un butsudan?

–  Claro que lo tengo ¿Por que quieres saberlo?- decia el hombre cada vez mas temeroso.

– Dices que tienes miedo de los espiritus y de lo que yo pueda hacerte, es por eso que quiero presentar mis respetos a las tablillas de tus antepasados y asegurar a sus espiritus que nada tienes que temer de mi. ¿Puedes entonces abrir el butsudan y encender la lamparilla?

– Si, dijo Kyuzaemon, temblando de miedo. Compleceré tu deseo, pero por favor, reza tambien por mi , pues soy un hombre desgraciado al que le ha abandonado la suerte. Por eso a cambio debes decirme quien y que espiritu eres.

– Quieres saber demasiado, pero te concederé tu peticion, pues veo que eres un buen hombre. Mi nombre era Oyasu y era la hija de Yazaemon del pueblo vecino.  Mi padres, como quizás sepas, es granjero y acogio en el seno de su familia y esposo para su hija a Isaburo. Isaburo era un buen hombre pero a la muerte de su esposa el pasado año abandonó a su suegro  volvio a su antigua casa . Es por ello que voy a buscarle y a recriminarle su accion.

– Entiendo, dijo Kyuzaemon, ¿no fue la esposa de Isaburo la que murió el año pasado en un ventisca de nieve?. Si debe ser asi, tu debes ser Oyasu la hija de Yazaemon.

– Asi es, yo era Oyasu, la esposa de Isaburo, cuya muerte hace mañana un año que ocurrio.

Kyuzaemon con las manos temblorosas encendio la lampara del butsudan murmurando oraciones con un fervor que nunca habia sentido. Hecho esto vio avanzar a la figura hacia al altar, pero no oia sus pasos puesto que se deslizaba en el aire.

Dejando a la mujer frente al altar Kyuzaemon se quedo dormido y en sueños parecio escuchar en la voz de la mujer palabras de despedida, pero cuando se incorporó ella no estaba, se encontraba tan solo la llama del butsuan prendida y danzante haciendole compañia.

Al despuntar el alba Kyuzaemon se dirigio a la aldea vecina donde encontro a Isaburo en compañia de su suegro , Yazaemon.

– Cometi un error al abandonar al padre de mi esposa a su suerte, y no estoy sorprendido de que en las noches de nieve ella se aparezca ante mi a modo de reproche. Esta misma noche volvi a verla y decidi volver a enmendar mi error.

Desde ese dia Isaburo cuido del anciano padre de Oyasu hasta su muerte y jamas volvio a aparecer para molestarle. Sin embargo la noche del 19 de enero el aniversario de la muerte de la doncella se rumorea que se puede encontrar una mujer con un kimono blanco en medio de las tormentas de nieve.

En este mismo blog puedes encontrar

Cuento de Yuki onna –> Seccion Cuentos Japones

Personaje de Yuki Onna–> Seccion Seres Mitologicos

Anuncios

6 comentarios

  1. 1 noviembre, 2010 a 18:24

    […] Leyenda de Yuki onna , la mujer de nieve (Japón) […]

  2. 1 noviembre, 2010 a 18:27

    […] Actualizacion : podeis leer mas sobre Yuki onna aqui y aqui encontrar la leyenda original […]

  3. 25 mayo, 2011 a 14:30

    no creo en las leyendas pero esta interesante…..!!!

    • xantra said,

      25 mayo, 2011 a 14:33

      Gracias por tu aportación, esperamos verte por aqui ^^

  4. 25 mayo, 2011 a 14:41

    cuantos años tienes te mando saludos yo tengo 16………..

  5. Samanta. said,

    3 junio, 2013 a 23:09

    Mi abuelo que es japones me la conto igualita
    excelente


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: