Kobutori Jiisan- Cuento Japonés

Hace mucho, mucho tiempo, vivía un anciano en un pueblo.

El nació con un chichón en la mejilla del cual no se preocupaba para nada.

Era muy optimista.

En el mismo pueblo vivía otro anciano que también tenía un chichón en la mejilla, pero éste siempre paraba enfadado porque se acomplejaba de su defecto.

Un día el anciano optimista fue a cortar leña al bosque, pasado un momento empezó a llover y decidió descansar un poco. Durmió profundamente pero se despertó al oir un ruido extraño en plena noche.

Se sorprendió mucho al ver a unos demonios celebrando una fiesta muy cerca de ahí.

Estaban armando un gran alboroto cantando, bebiendo y bailando.

El anciano al comienzo tenía mucho miedo por lo que decidió seguir viendo a escondidas, pero no pudo contener sus ganas de bailar pues le parecía muy agradable todo aquello.

Los demonios se sorprendieron al verlo pero continuaron bailando porque su danza era muy interesante.

Pasaron un rato agradable hasta que cantó el primer gallo.

El jefe de los demonios dijo: “Ya tenemos que volver a casa. Me gusta mucho tu danza por eso esta noche también ven. Voy a tomar tu chichón y si vienes esta noche te lo devolveré.”

El anciano se quedó sin su chichón, ¡ni rastros de el!. Los demonios pensaban que al anciano le gustaba su chichón y por ello regresaría, pero en realidad éste estaba muy contento sin él.

Cuando el anciano regresó al pueblo contó todo lo sucedido al otro anciano.

Este último lo veía con una mirada de envidia y dijo: “¡Voy a ir esta noche!”

Esa noche empezó nuevamente la fiesta.

Este anciano, por ser una persona sombría, no se encontraba a gusto y no pudo bailar, en realidad detestaba el baile.

Al verlo, poco a poco los demonios empezaban a disgustarse.

El jefe de los demonios le dijo: “¡Te voy a devolver tu chichón y vete inmediatamente!”

De esta manera, este anciano se quedó para siempre con los dos chichones por ser estrecho de espíritu y de corazón.

Anuncios

4 comentarios

  1. 7 agosto, 2010 a 12:45

    […] Koboturi Jisan – Cuento japonés […]

  2. maria cristina thomson said,

    24 noviembre, 2011 a 20:26

    Estimados Cantar de Bardo,

    Quisiera solicitarles permiso para utilizar la versión de este cuento para una antología de cuentos en varios idiomas que irá destinada a maestros y padres.
    Desde ya, les estoy muy agradecida por la atención que presten a mi pedido.
    Ma. Cristina Thomson
    Buenos Aires Argentina

    • xantra said,

      25 noviembre, 2011 a 11:36

      Por mi no existe ningun problema, es mas, al contrario, me parece una iniciativa estupenda. Yo tambien soy pedagoga y estoy desde hace años en un proyecto personal de volver a introducir la educacion en los mas pequeños de la casa mediante cuentos, que es uno de los recursos culturales mas ricos de los que disponemos y son los grandes olvidados. Asi que felicidades y adelante. ^^

      Tiene usted permiso por mi parte para disponer de todo el contenido de la web excepto las imagenes que pertenecen a sus autores.

      Un saludo

  3. 16 abril, 2012 a 22:15

    ¡Muchas gracias, Xantra, por su generosidad! La tendré al tanto del uso que haga de este precioso cuento en la proyectada antología.
    Cordial saludo
    Ma. Cristina


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: