La madrina Muerte. – Popular andaluz

Érase una vez un jornalero tan pobre que no sabia a quien convidar de padrino para bautizar a su hijo.

Salio un dia al camino dispuesto a convidar al primero que pasara, pero cansado todo el dia de esperar sin que pasase nadie se volvio triste a su casa. Por el camino se encontro a la muerte que le pregunto por su desgracia, esta tras oir la historia del jornalero se ofrecio a apadrinar al niño.

– Bueno, no se apure usted, que yo se lo sacaré de pila, lo cuidaré y hasta le daré estudios de médico. Ya tngo muchos ahijados y estan muy contentos de serlo.

Asi fueron y bautizaron al niño, y cuando ya se hizo medico se le presento la muerte y le dijo :

Con esta hierba sanarás a los que tu quieras, por muy enfermo que esté. Nada mas lo pongas en los labios del que sea se recuperará. Pero ojo, si al visitar al enfermo me ves a mi en la cabecera de la cama , diras que tiene remedio y podrás curarlo. Sin embargo si me encuntras en los pies…no intentes nada porque a ese, ya le toca.

Obedeciendo a su madreina llego a ser le mejor medico del pais

Pero llego el dia en el que le llamarón a curar a un noble comerciante que le ofrecio grandes sumas de dinero y la muerte lo esperaba a los pies de la cama. Haciendo caso omiso de su consejo curo al paciente y al volver a su casa se encontro en la puerta a la muerte.

– Eres un mal ahijado, pero esta vez te perdono, pero recuerda mis consejos, si estoy a sus pies no puedes hacer nada por el.

Pero paso el tiempo y al muchacho le prometieron una gran suma si lograba curar a la hija de un conde y haciendo caso omiso de las señales de la muerte la curo dejando patidifusa a la muerte en los pies de la cama.

– Ya me lo has hehco dos veces, la proxima te tocará a ti.

La hija del rey se puso muy enferma y todos la daban ya por muerta. El rey prometio la mano de su hija a quine fuera capz de curarla…y el muchacho estaba prendado de ella…y una vez mas hizo caso omiso a la muerte y la salvo para llevarlas al altar.

Pero la noche de bodas la muerte aparecio a los pies de su cama.

– Esta si que no te la perdono El se puso a llorar y a suplicarle que le dejase tiempo para estar con su amada princesa y la muerte le llevo a una sala con miles de velas de todos los tamaños.

LA muerte le dijo:

A ver si tienes suerte y adivinas cual corresponde a la vela del tiempo que queda de uu vida. Esas enormes son la de los recien ancidos y las mas pequeñas la de los ancioanos y los enfermos…

– Es esta- Señalo el joven a una mediana.

Ls muerte nego con la cabeza. Y otra que señalaba y tra mas pequeña.

Asi fue llegando a una pequeñita …

¿Es ésta?

Y solo con el aliento de su voz se apagó y alli quedo muerto.

candles.jpg

Anuncios

2 comentarios

  1. Souhiro said,

    25 diciembre, 2007 a 21:06

    Asi que la parca no es tan mala… lo malo es traicionar a tu mejor amigo por un calentón!

  2. 30 noviembre, 2010 a 18:10

    […] La Madrina Muerte – Popular andaluz […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: